sábado, 7 de abril de 2012

MANOLO OTERO EN BOLIVIA

EL ROMANCE DE MANOLO CON SANTA CRUZ


Artículo tomado de: www.eldeber.com.bo

¡Como les gustaba Manolo Otero a las peladas de los años 70 y 80! Los locales en los que se presentaba se llenaban y él causaba histeria entre las damas. “Nunca vi Viva María tan lleno como para un recital que dio este artista a principios de 1980. No entraba ni un alfiler. Mis amigos me llamaban y me pedían mesas y sillas para asistir a ese evento, comentó ‘Cacho’ Flores, el hijo mayor de ‘Caito’ Flores, el dueño del local, y ahora funcionario de las radios Marítima y Andrés Ibáñez.

De esa manera recordamos a Manolo Otero, que recientemente falleció en Brasil, cerca a cumplir 69 años. Tenía una especial relación con nuestra ciudad, que visitaba por lo menos tres veces al año, comentó el comunicador Jorge Gil.

Fue Manolo quien inauguró en noviembre de 1976 el centro de espectáculos Viva María. Dos veces fue el artista invitado del concurso Miss Bolivia, en 1978 y 1980.

Se lo vinculó sentimentalmente con una exreina de belleza cruceña, Marinés Payno, pero ambos nunca confirmaron aquello, y siempre aclaraban que sólo eran buenos amigos, contó ‘Cacho’ Flores.

En julio de 2006 fue la última vez que Manolo Otero visitó Santa Cruz. Se lo vio muy desmejorado, aparentaba más de los años que tenía. La vida desordenada que llevaba atentó contra su salud, tenía problemas en los riñones. En aquella ocasión dijo que entre él y Santa Cruz había un romance, que se  lo podía evidenciar por las muchas veces que venía.

"Enloquecía a las mujeres:" Jorge Gil, Director Radio Nuevo Milenio

Manolo Otero fue un cantante que triunfó en los escenarios de algunos países de Sudamérica, entre ellos Bolivia, Colombia, Chile, Paraguay y Brasil, más por su presencia escénica, por su pinta, que por sus cualidades de artista. Ejercía mucha atracción en las mujeres, que ‘enloquecían’ con su presencia. Tuve la oportunidad de entrevistarlo y conversar muchas veces con él y era un tipo ‘bonachón’, pero algunas veces el consumo de alcohol y tabaco desmejoraban su apariencia. 

Visita:

Manolo Otero estuvo en el Café de la Siesta de Sociales en julio de 2006 y firmó el libro de visitantes ilustres del periódico EL DEBER. Esa sería la última vez que visitaría Bolivia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario